5.12.14

Tengo miedo

Lloro de tristeza y felicidad.
Imagínense la música más idónea y sentimental que les haya despertado sensaciones de tristeza y felicidad. Los acordes, silencios y las notas saliendo en compases como un fondo de mis sentimientos.
Me siento abatido. Es horrible darte cuenta que tienes sentimientos hacia una persona. Una chispa se ha encendido, donde nunca la hubo. Al tratarse de una mujer, siempre es complicado. El amor se presenta de mil maneras, inesperado, obtuso, terco, disparatado y hermoso. Tengo que purgar esto de mi sistema.
No tengo problemas con enamorarme de alguien, de quien sea, de una desconocida o una conocida de hace mucho tiempo, pero sí de ella. No deben ser reales lo que posiblemente sienta por ella. No de mi mejor amiga…
Ella está presente en mi mente. Su perfume, su esencia la tengo impregnada como fotografía instantánea. ¿Qué es lo que siento por ella? No tengo respuesta concreta; no les puedo decir que la amo, porque realmente no sé si la ame; tampoco puedo contarles que quisiera amarla, porque no sabría si amarla sería suficiente. Puedo decirles que la quiero mucho, la estimo y sobretodo valoro lo que ella representa en mi vida: una amistad.
Hoy sus abrazos saben diferente; siguen siendo cálidos, tiernos y amorosos, pero tienen algo más que enciende algo en mi por ella. Sus ojos, sus labios, su rostro, sus manos y su cuerpo completo me parece tan distinto a sus ojos, sus labios, su rostro, sus manos y su cuerpo de hace muchos ayeres.
Lloro porque lo que menos deseo es perderla, como por la distancia y el tiempo la perdí un tiempo. Un reencuentro fue necesario para volver a desear estar como esos tontos, mentecatos y locos amigos que nos reíamos de todo, nos confesábamos el uno con el otro y nos la pasábamos increíble aun si se trataba de un minuto, como de una hora, como de un día a su lado. Hoy la vi, pero termino el día con un nudo en la garganta y un temor de un sentimiento que va más allá de la amistad, esperando sea pasajero, y contar con ella como ella cuenta conmigo.  


1.12.14

Hoy voy a llorar

Hoy he decidido llorar. Sí, llorar a moco tendido. El llanto libera el alma. Nunca he tenido el problema de llorar, es una cuestión personal. La vida tiene vaivenes, altos y bajos, vueltas tranquilas y otras bruscas, pero así es la vida.
Está todo oscuro, en penumbra y ensordecedoramente en silencio. Las lágrimas brotan tal y como hace muchos ayeres al nacer lo hicieron. El llanto es innato. Uno puede llorar de alegría como de tristeza... 
Mi elección ahora es el llanto de desorientación: ¡Qué rayos pasa conmigo! No sé qué deseo, mis sentimientos están descontrolados y debo enfrentarlos. 
Mi llanto es como aquel causado cuando la mujer que creí era el amor de mi vida me abandonó por otro...
Mi llanto es de tristeza, como aquella cuando siendo niño me perdí de la mano de mi madre... 
Hoy tuve el valor para llorar, porque se necesita fuerza para hacerlo, no es un acto de debilidad. Débil aquel que evade sus sentimientos y no purifica su alma con un llanto profundo...

13.10.14

Gone Girl

Actualmente estoy leyendo Perdida (Gone girl), obra escrita por Gillian Flynn. La trama: Nick pierde a su esposa Amy justo en su quinto aniversario de boda, las pruebas indican que Nick mató a su esposa mientras él jura que no...
En fin, el libro lo comencé a leer el jueves pasado (antes de eso leía Juego de Tronos) y es un libro cautivante (no estoy tratando de hacer publicidad al libro, lo obtiene por si mismo ya que David Fincher la llevo a la pantalla grande).
Acabo de ver la adaptación de la novela al cine sin haber acabado de leerla y esta novela me recuerda a Diana (historia complicada y hermosa-trágica que requiere mucho tiempo para ser redactada) ya que la autora me se apellida Flynn. Diana no se apellida así, su nombre es Diana Fernanda pero cuando la conocí (gracias a una invitación de facebook de su parte) ella era Diana Flynn.
Aún no es el momento indicado para contar de ella, posiblemente mas tarde.
En ocasiones es bueno voltear al pasado (tal y como lo hago con mis post) porque el pasado nos hace ser lo que somos en el presente.
He hablado del pasado pero poco del presente. Trabajo en Nissan (marca reconocida a nivel mundial como creadora de automóviles), licenciado en comunicación y escritor amateur.
Mis cuestiones amorosas son nulas...
Leo mucho. Vicios: no tomo, no fumo, no salgo a antros, discotecas ni bares.
No me gusta ir a misa, no soy ateo pero no creo en la iglesia...

12.10.14

No soy escritor

No soy escritor (dígase del acto de escribir y recibir dinero a cambio de eso, ni ser reconocido por sus lectores, quienes pagan por leer), solo soy un principiante. No soy analfabeta, claro que sé cómo escribir y no soy tan malo redactando dos que tres líneas en versos y rimas con un poco de esfuerzo. Harry Potter (mejor dicho J. K. Rowling) fue mi potencializador para escribir.
El motivo real de escribir en este blog se debe a que me encuentro en depresión (si así lo puedo llamar) como un alivio a mis penas.
Mi primer escrito formal en este blog se llama dulzuras necrofilas (disponible en la primera entrada allá por el 2009 o 2008), una historia semi erótica donde un hombre tiene sexo con una mujer muerta.
Dicho escrito lo compuse en preparatoria (hasta ahora la mejor etapa de mi vida), en la clase de artística (sumamente aburrida) donde empece a fantasear en actos sexuales.
Esa fue la primera vez que me atreví a mostrar uno de mis escritos; fue a algunos de mis compañeros de clase de preparatoria y les agradó. Ahí supe que posiblemente tendría un don por desarrollar y explotar.
Gracias a ese escrito (siendo aún virgen) tuve oportunidad en cierto sentido a tener intimidad con una amiga (larga historia que después esbozaré)...



11.10.14

Prohibido enamorarse

En muchas ocasiones me he dicho "Tienes prohibido enamorarte". Nunca lo he cumplido ni lo más mínimo porque siempre me hago daño.
La razón y el corazón se contradicen constantemente, uno puede decir "no" a los sentimientos, pero una vez que te gusta alguien, tu mente no lo detendrá...
Paréntesis (debo aclarar que abuso mucho de este elemento, el paréntesis...); doble paréntesis (no sé si alguien lea esto o le importe realmente, yo lo uso como alivio a mis problemas, me desahoga escribir).
La primera vez que me enamoré fue de Jacqueline (o talvez me gustó, comúnmente confundo amor con querer), pero también recuerdo la primera vez que le gusté a alguien, su nombre es Rosa Maria, mejor conocida como Rosita.
A ella la conocí en Pascua (en Fuego Nuevo, el grupo católico al que me he referido en muchas ocasiones). Yo aún era un puberto en crecimiento al igual que ella. Rosita se me acercó y pues al parecer le gusté.
Las personas somos idiotas cuando nos gusta una persona a la que no le gustamos o cuando le gustamos a una persona que no nos gusta. En el primer caso, cuando nos gusta alguien que no le gustas, haces las mayores idioteces por tratar que le gustes. Le regalas dulces, chocolates o tratas de invitarla a salir. En el segundo caso podemos ser muy idiotas al hacer daño a la persona que siente algo por ti cuando tú no lo sientes hacia ella. La utopía sería que le gustarás y te gustará esa persona (que claro, se llega a dar...)
Cuando conocí a mi primera novia, fui un idiota. Me tocó el segundo caso. Yo no quería con ella, era al principio muy empalagosa, mimada y su voz era muy infantil (ya que ella tendría doce años mientras que yo tendría trece.). Recuerdo que un día llego a Fuego Nuevo y me regaló un osos Teddy y una caja de chocolates, ella trataba de hacer que quisiera con ella. Una ocasión, fue a mi casa y me llevó serenata (no en la noche, en la tarde) y pues por párvulo la rechacé.
Al año de haberla conocido (aún no siendo mi novia) me la topé de nuevo en una Pascua y por fin sentía algo por ella, se volvió mi primera novia (cosa que luego comentaré) y pues, fue la primera ocasión donde aprendí y usé como mantra: "Prohibido enamorarse).
Mi primera novia fue Rosita, por si no captaron... pero no fue mi primer amor...